“El vino es la única obra de arte que se puede beber”.
Robert Louis Steveson.

Dicen que algo tendrá cuando lo bendicen, a veces es sagrado. Llegar a un buen vino requiere trabajo, paciencia, conocimiento y una buena dosis de cariño, con el pensamiento puesto en que el esfuerzo que se haga siempre será recompensado por ese milagro de la naturaleza a la que ayudamos.

  • Plantaciones de viñedo con rigor técnico y expectativas comerciales: análisis de suelos, marco de plantación, porta injerto, clones, sistemas de conducción, orientación a elegir…
  • Seguimiento y control de las plantaciones para obtener uvas de óptima calidad: riego, abonados, labores culturales …
  • Viticultura de precisión (monitorización).
  • Laboratorio de análisis, control y obtención de la información necesaria para tomar las decisiones de vendimia y seguir el proceso de transformación de la uva en vino.
  • Control de maduración y determinación del momento óptimo de vendimia.
  • Seguimiento de los procesos fermentativos de la uva, procesos de crianza y embotellado de los diferentes tipos de vino.
  • Cumplimentación de las obligaciones administrativas con los diferentes departamentos de la Administración autonómica y estatal así como de los Organismos intermediarios.
  • Diseño de perfiles de vino acordes a las tendencias comerciales.
  • Flexibilidad, desde pequeños productores a grandes proyectos.