El monasterio fundado en 1147 por monjes cistercienses, la Santa Espina de Valladolid, ha sido el escenario donde se ha celebrado la gala de entrega de premios del concurso Zarcillo 2018, que otorgó a un vino elaborado por Jesús Ledesma para las bodegas y viñedos Társila, un Gran Oro de los 11 que se concedieron entre los 2.020 vinos presentados.

En un sitio tan espectacular como es este monasterio cargado de historia, la Consejera de Agricultura y Portavoz del Gobierno de Castilla y León, Milagros Alonso, entregó los premios Gran Oro en una fiesta que congregó  a más de 200 personas entre bodegueros, representantes de las denominaciones de origen y gente del sector vitivinícola fundamentalmente de la región.

El vino elaborado por Jesús Ledesma, director técnico de la bodega, es un tinto de la añada 2012 con un 50% de uva Petit Verdot  y otro 50% de uva Tempranillo, que ha permanecido 12 meses en barrica de roble francés.