cadiz sierra viñedo tinto

Dentro de la política de ledesmaymas de conocer “in situ” la diversidad, riqueza y calidad de los vinos españoles; una delegación de esta empresa se desplazó a Cádiz invitada por 6 bodegas de la campiña jerezana y de la sierra de esta provincia, que se dedican a la elaboración y crianza de vinos tintos.

Fue lo primero que llama la atención; Jerez, el Puerto de Santa María, Sanlucar de Barrameda, Chiclana…

tienen nombre propio y reconocimiento mundial en el vino generoso, que es único e inimitable por la condiciones climáticas y del terreno que allí se dan.

Durante 3 días visitaron las bodegas Luis Pérez (Jerez), Paez Morilla (Jerez), Cortijo de Jara (Arcos de la Frontera), Ibargüen (Arcos de la Frontera), Huerta de Albalá (Arcos de la Frontera) y Rivero (Prado del Rey). Todas ellas dedicadas al vino tinto con utilización de uvas fundamentalmente francesas.

Con viñedos propios, buenas y atractivas instalaciones y cuidadas plantaciones; la Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot, se han adaptado lo suficientemente bien como para hacer un buen y agradable vino, que no defrauda. También nuestra tempranillo y sobretodo, la autóctona Tintilla de Rota tienen cabida en los “coupage” que hacen con profesionalidad y esmero en estas bodegas.

bodegas ibargüen

Sus producciones, pequeñas comparadas con otras regiones vitivinícolas españolas, van dirigidas fundamentalmente al mercado local o a la exportación. Pero el empeño que ponen, la profesionalidad y el conocimiento de siglos elaborando vinos, hace que cada vez se invierta más en nuevos proyectos que tienen al tinto como protagonista.

A las bellezas naturales de la provincia gaditana, su clima, gastronomía y simpatía de sus gentes, se une un atractivo más; los buenos tintos que dejan un grato recuerdo en quienes los prueban y hacen que desees volver por estas tierras.